LEGADO EL ARTE DE LA PELETERÍA COLECCIONES PRENSA SERVICIOS CONTACTO
- Regresar -

NUESTRO LEGADO

Hanson nació de una familia con 200 años en el oficio de la peletería en Europa, con 6 generaciones de tradición sigue en constante evolución. La familia comenzó a trabajar en Polonia para establecerse finalmente en México. La aventura en tierras mexicanas comenzó en 1937 con la primer boutique en la Avenida Juárez, mejor conocida entonces como Montreal Pieles Finas. En ese lugar no sólo se vendían abrigos y productos de piel, ahí mismo había un taller donde se diseñaban los modelos, y se producían y trataban las pieles de manera artesanal. Estamos orgullosos de ser una empresa cien por ciento mexicana y la mejor empresa peletera reconocida a nivel nacional e internacional. Este sentimiento se extiende hacia poder continuar con la herencia familiar y sus tradiciones, y en compartir la cultura de nuestros antepasados junto con su conocimiento ancestral.


Estamos encantados de poder ser parte de un estilo de vida que habla de la prosperidad de nuestra ciudad y de nuestro país. Inviernos no tan fríos y gente de mente abierta han contribuido al crecimiento de Hanson, no solo como peleteros responsables, respetuosos de la naturaleza y de las regulaciones, sino también como propuesta de estilo. Especialmente nos gusta ser parte del despertar de la sociedad hacia productos sustentables. Nos fascina la belleza y la utilidad de la piel.


Existe algo de magia cuando se trata de trasladar una parte de la naturaleza a una prenda. Nos encanta saber que hoy personas reales —y también de la realeza— pueden tener una hermosa pieza de pieles finas. Nuestra visión en Hanson es ofrecer a más personas la oportunidad de experimentar la calidez, comodidad y el lujo de la piel natural. Sí, responsablemente natural. Creemos que si con amos en la naturaleza para cubrir nuestras necesidades, nos acercamos más a vivir en armonía con esta tierra. Con la libertad y franqueza con la que mi abuelo sonrió y con la que mi padre y yo seguimos sonriendo al glamour de la piel.